Si ya no nos gusta leer, ¿para qué escribo?

255507-P4EAL2-895

Casi con toda seguridad, dejarás de leer este post en el segundo párrafo. No te culpes, pero tampoco me culpes a mí. Otros estímulos interrumpirán nuestro ya de por sí breve vínculo. La primera capacidad en caer será la de la concentración, que deja paso a la agilidad lectora y selectiva, al ser bombardeado continuamente con nuevos datos. Tras ésta, la capacidad de comprender lo que leemos y así hasta estar completamente desconectados.

Si todavía sigues aquí te cuento que hace unos meses estrenaba blog llena de ilusión, de ideas y con ganas de afrontar el reto de generar y difundir contenido de calidad e interés dentro de un mercado tan diverso y al alcance de todos. Y es que, hay millones de blogs y muchos temas de moda relacionados con el crecimiento personal. Estarás de acuerdo en que es difícil diferenciarse.

Una de mis principales motivaciones para crear el blog fue mi gusto por escribir, siento que me libera y me gusta la sensación que me produce. Además soy partidaria de compartir, crear y transmitir, por ello escribo en un blog y no en un diario personal. ¿Hasta ahí lógico no?

Cuando uno inicia algo nuevo con entusiasmo, siempre tiene deseos, expectativas, miedos…y hay que ir gestionándolos.

Voy a serte clara con mis deseos;

  • Presentarme y darme a conocer como profesional del coaching.
  • Presentarme y darme a conocer como la persona que hay detrás de esa profesional.
  • Compartir conocimiento, experiencias y sugerencias.
  • Generar confianza.
  • Conseguir nuevos clientes.

De todos ellos, si tuviera que escoger uno prioritario sería el de generar confianza. No obstante, para que este se cumpla son necesarios el resto pues soy consciente que todos elegimos y que a menudo el proceso no es fácil. Solemos comparar y queremos asegurarnos que tomamos la mejor decisión dentro de las opciones posibles. Y del mismo modo que elegimos, todos nos vendemos para que nos elijan. Cada uno con su estrategia y su estilo. Yo sigo definiendo el mío y probando aquello que me funciona y lo que no, realizando cambios y sustituyendo unas acciones por otras. Por ello hoy me paro y me pregunto si el blog está funcionando, mientras comparto contigo mis reflexiones sobre la razón de ser y el futuro de esta iniciativa. Esto no supone un paso atrás ni un parón, todo lo contrario, este análisis consciente me ayudará a dar un nuevo rumbo al proyecto si es necesario y a seguir personalizandolo.

Solo hay una cosa que me preocupa y tiene relación con lo que comentaba al inicio de este post. Es que en el mundo en el que nos movemos, estamos expuestos a todo tipo de tecnología y dispositivos. Lo que supone que estemos hiperestimulados, queriendo acceder a todo al mismo tiempo y rápido. ¿Cuántas veces has tenido en tu móvil abiertas varias pestañas y has leído a medias artículos y publicaciones distintas?

Parece que somos incapaces de elegir lo que queremos, porque lo preferimos todo y ya.

Mi teoría es que por este motivo están triunfando tanto las frases happy, las citas de autores célebres copiadas y otras píldoras de felicidad instantánea como las listas ” 10 pasos para ser feliz”.

Lamento decirte que esos 10 pasos para ser feliz no son algo estándar que pueda aplicarse a todos por igual. Cada uno de nosotros tiene una manera de entender y de construir la felicidad y lo que me sirve a mi no significa que vaya a beneficiarte a ti. Solo tú puedes hacer el esfuerzo de elaborar tu propia lista a modo de ensayo-error. Así que no esperes que yo te de las pautas o te aconseje. En cambio, si quieres descubrirlo, déjame que te acompañe.

Te planteo una reflexión, te has fijado en cuanto dura el efecto de estos tips, frases y listas? Pues básicamente el mismo tiempo que le dedicas al leerlo.

Allí dónde pones tu atención, va tu energía.

Leer un post entero supone un esfuerzo, porque requiere focalizar la atención en una sola cosa y apartarla de otros estímulos más apetecibles o cómodos como imágenes o vídeos.

¿Recuerdas el refrán, “Quien mucho abarca poco aprieta”?. Pues eso, mejor terminar una cosa que empezar 3, y lo mismo con la lectura.

A pesar de que sostengo la afirmación de que ya nos nos gusta leer, seguimos comprando o descargando libros para leerlos. Entonces pienso, todavía hay esperanza?

Piensa por un momento en qué te llevó a escoger el último libro que te leíste o que estás leyendo. Tal vez te lo prestaron, o te lo recomendaron, era un best seller? o dedicaste un tiempo a escogerlo minuciosamente entre otras alternativas? Si eres de los de esta última opción, definitivamente disfrutaste del proceso, no solo del producto. No fue algo impulsivo ni externo. Puedes sentirte orgulloso!

Hay mucho por leer, pero si tienes claro qué buscas, qué quieres y cuándo lo quieres, vas a dar con aquello que te satisfaga.

A veces damos de casualidad con algo interesante y es genial! Pero no te parece mejor hacerlo de forma consciente?

A mi por lo menos me gusta decidir lo que leo, en base a unos criterios y filtros propios, por supuesto, para no sentirme saturada con cosas que no me aportan o que no buscaba.

No te puedo garantizar que en este blog vayas a encontrar cosas interesantes, todo dependerá de ti, de tu percepción. Lo que si te puedo asegurar es que detrás de las palabras encontrarás verdad y pasión. Los dos pilares que hacen que cada día quiera seguir adelante con este proyecto.

No olvides ELEGIR:

  1. Tips rápidos y efímeros para ir pasando día a día
  2. Un conocimiento en profundidad sobre ti mismo

Si has leído hasta aquí tal vez te apetezca profundizar más en el tema. Te aconsejo este articulo.

¡Gracias por dedicarme tu valioso tiempo!

elección

 

 

 

 

Tomando consciencia del uso y poder del lenguaje en la comunicación con la PNL

gesto-de-mano-grande_23-2147643943 (1)

A través de la PNL (Programación Neurolingüística) aprendí de manera consciente cómo nos comunicamos como humanos y por qué lo hacemos de este modo.

Quiero compartir algunos apuntes y reflexiones sobre el Metamodelo del lenguaje que nos ofrece una visión sobre nuestra manera particular de “construir” el mundo y cómo podemos desafiarla.

Entender este proceso te va a ayudar a comprenderte mejor a ti mismo y a los demás. A evitar conflictos, resolver problemas de comunicación y facilitar las interacciones gracias al descubrimiento de algunas herramientas.

Las personas nos comunicamos mediante lo que decimos (estructura de superficie), y reunimos información sobre la experiencia (estructura profunda) con la finalidad de lograr comprender con precisión cómo es el mundo particular de cada uno de nosotros, es decir el significado que le damos a lo que nos ocurre.

Ante una situación determinada todos nosotros utilizamos 3 mecanismos por una simple razón, y es que no podemos retener el 100% de la información que recibimos porque no estamos capacitados para ello y además no nos resulta práctico ni cómodo.

Estos mecanismos son:

Las generalizaciones: Existen tres tipos, los cuantificadores universales, los operadores modales y la ejecución perdida.

  1. Cuantificadores universales: Conjunto de palabras que hacen una generalización universal (todo, nunca, nada, nadie, siempre). Por ejemplo: “Todos los hombre son insensibles”.                                                                                                                                     
  2. Los operadores modales: Definen los límites de nuestro modelo del mundo y nuestra manera de funcionar. Los hay de necesidad/obligación como “tengo que”, y de posibilidad como “no puedo quedar contigo”

Algunos ejemplos…

“No puedo hacerlo”, “Es posible que no llegue a tiempo”, “Debería ir a la reunión”, “Tengo que acabar el informe”, “Necesito que me responda al mensaje”.

     3. Ejecución perdida: Establecemos un juicio de valor a la vez que eliminamos quién lo emite y cuál es el criterio utilizado. Tiende a llevar a las personas en la dirección que deseamos que vayan. Por ejemplo “Este coche no es seguro”.

Las distorsiones: Existen cinco tipos, la nominalización, la lectura mental, la causa-efecto, la equivalencia compleja y las presuposiciones.

  1. Las nominalizaciones eliminan gran cantidad de información. Puede ser una palabra que representa un proceso, movimiento o acción (verbo) o ideas, conocimientos y conceptos. Para estar seguros si nos encontramos ante una nominalización pregúntate si puedes ponerlo en una carretilla. Si es así, se trata de un sustantivo, de lo contrario, se trata de una nominalización. Por ejemplo, “Las despedidas me producen dolor”. Las despedidas es un concepto abstracto, no podemos montarlo encima de una carretilla como lo haríamos con una mesa.
  2. Lectura de mente/ Alucinación: Sucede cuando pensamos y afirmamos que conocemos los pensamientos, motivos o intenciones de la mente de otros. Por ejemplo cuando decimos “Sé exactamente como te sientes”. En realidad, revela más de la experiencia interna del que habla que de la otra persona.
  3. Causa-efecto: Implica que otra persona o situación es el/la causante de un efecto en mi. Por ejemplo, “Me sacas de mis casillas”.                                                                             
  4. Equivalencia compleja: Sucede cuando utilizamos una parte de una experiencia  (un comportamiento externo) como equivalente de su significado completo (nuestro estado interno). De modo que con unos indicios externos, asumimos el significado de la experiencia completa. Por ejemplo “No me has llamado para darme los buenos días esta mañana, ya no me quieres”. Esta equivalencia compleja conduce a una lectura de mente y un esquema causa-efecto.
  5. Presuposiciones: Son las suposiciones que deben existir para darle sentido a un enunciado. En ellas se encuentran las creencias de la persona. Funcionan de forma encubierta, indirecta e inconsciente. Por ejemplo, “¿Por que no trabajas más?” presupone que no trabajas lo suficiente.

Las omisiones: Existen de cuatro tipos, las simples, las comparativas, la de falta de índice referencial y de verbo no especificado.

  1. Las simples se producen cuando el comunicador omite información acerca de una persona, cosa o relación. Por ejemplo “Me cuesta comunicarme”. No se especifica con quién, respecto a qué ni cómo.
  2. Las comparativas, se hace una comparación eliminando las personas, cosas o elementos comparados. Por ejemplo “Él está mucho mejor”. El elemento con el que se compara funciona como una presuposición, suponemos rellenando la información que ha omitido el emisor.
  3. Las de falta de índice referencial, se refiere a la persona o cosa que realiza o recibe la acción del verbo. Por ejemplo “No vinieron a la reunión”.                                       
  4. Las de verbo no especificado,  describen acciones vagas. Claramente se trata de una acción.

Cómo ya habrás podido deducir, estos mecanismos de comunicación tienen consecuencias y es que a menudo nos llevan a confusiones, generan malentendidos y en definitiva nos limitan.

La buena noticia es que podemos hacer algo al respecto con las omisiones, distorsiones y generalizaciones. El metamodelo de lenguaje de la PNL nos ofrece herramientas como las preguntas para completar o desafiar el mapa. A continuación os muestro algunos ejemplos y os dejo otros en blanco para que podáis practicar y compartir!

Afirmaciones                               Mecanismo                         Desafío       

Me siento incómodo                   Omisión simple                   ¿Qué te incomoda?

Es más o menos lo correcto      Omisión comparativa        ¿Más o menos correcto que qué?

No me escuchan                      Falta de índice referencial     ¿Quién no te escucha?

No te importo                           Verbo no especificado           ¿Cómo sabes que no te importo?

Todos los hombres mienten        Generalización                    ¿Todos?

Tengo una relación mala       Distorsión : nominalización     ¿Cómo te relacionas?

Sé que lo le importa                Distorsión: lectura mental    ¿Cómo sabes que no le importa?

¡AHORA ES TU TURNO, DESAFÍA!

Me he retrasado por tu culpa

Puedes hacer esto aún mejor

Ir a la cama temprano significa que estarás despierto a tiempo

No puedo aprender

No tienes respeto por mí

Me siento solo

Ya no le importa a nadie

Me lo preguntaba

Nunca sabes de quién te puedes fiar

Un truco para que te sea más sencillo: el contra ejemplo y la excepción son los más potentes para desafiar! 

Te muestro cómo hacerlo….

 “Él no me sonríe, está enfadado” -> ¿Siempre que no te sonríe está enfadado? ¿ Alguna vez no te ha sonreído y no estaba enfadado?

Sé que es mucha información así que no te cortes, si tienes dudas o quieres más ejemplos ponte en contacto conmigo!

¡Espero te animes a probar!

La importancia de las primeras colaboraciones

GE Coaching.jpgHoy es un día especialmente feliz para mi y quiero compartirlo contigo.

Hace unos años, en 2009, iniciaba mi carrera profesional con mi primer empleo en una empresa con largo recorrido del sector educativo en Lleida, mi ciudad natal. Lo que empezó como un trabajo de verano mientras estudiaba la carrera de psicología en Barcelona terminó siendo una casa para mi. Y es que las primeras oportunidades nunca se olvidan y si la relación perdura se fortalecen con el tiempo.

Este año, en 2018, con motivo del 30 aniversario de la empresa, me reencuentro con el equipo de General d’Estudis y me ofrecen la posibilidad de colaborar con ellos incorporando para sus clientes, los alumnos, un servicio de coaching y asesoramiento complementario a la formación, que es su Core Business. Y no solo eso, sino que además estamos trabajando conjuntamente para diseñar un proyecto de formación transversal a través de píldoras formativas en formato de masterclass y workshops, que muy pronto anunciaremos con detalle: fechas, temáticas, contenidos… ¡Estate atento a las redes sociales!

¡Es todo un reto y una satisfacción poder estrenarme en mi tierra! Para mi ya es un éxito y confío en que las propuestas que lanzemos conjuntamente lo seguirán siendo gracias a un trabajo de calidad y al esfuerzo de apostar por ofrecer a los alumnos un servicio más allá de la formación reglada, para que su experiencia sea lo más completa y enriquecedora posible.

Quiero remarcar que las personas somos las que nos ponemos los límites. Por ejemplo, yo como alumna de oposiciones puedo ir a las clases porque estoy comprometida a aprobar el examen y obtener una plaza y quedarme con eso o puedo ir un poco más allá y aprovechar otros servicios que pueden ser complementarios como el coaching.

Y, ¡ojo! Que el coaching no es asistir a una clase magistral de 3 horas dónde escucho y, si quiero, intervengo. En las sesiones de coaching el protagonista eres tu, compartes, participas y te mojas, por supuesto siempre en la medida que un@ esté dispuesto a ello.

Te cuento más sobre lo que ofrecemos, la metodología de trabajo y los beneficios.

El proceso de coaching consta de un mínimo de cinco sesiones de 1 hora de duración, una introductoria, tres de trabajo del objetivo y otra de cierre (se adapta a petición del cliente según necesidades y evolución). Las sesiones siguen los estándares de la ICF (International Coach Federation), el organismo más reconocido a nivel internacional y con más miembros en el mundo dentro del sector del coaching. Me he formado bajo sus parámetros de coaching de calidad y me adhiero al código ético como Coach profesional.

Tal vez te preguntes que se necesita para hacer coaching, te diré que poco y mucho a la vez. Poco en el sentido que puede hacerlo todo el mundo que persiga objetivos en su vida, y mucho porque requiere de valentía, mentalidad abierta, flexibilidad, implica salir de la zona de confort para descubrir opciones nuevas y eso puede generar cierta incomodidad. Pero te garantizo que si te implicas y comprometes lograrás resultados que aportaran un cambio en tu perspectiva, hábitos… dotando de mayor claridad y bienestar a tu vida.

Recuerda que si eres alumno de General d’Estudis tienes un precio especial hasta finales de 2018 para que lo pruebes. Pero ya sabes la dicha, no basta con intentar, las cosas se hacen o no se hacen pero no se intentan.

Será un placer acompañarte en este camino. Para más información puedes contactarme en redes sociales, a través del blog en la sección de contacto o directamente con la academia que me derivará la consulta.

Instagram: @coach.livebetter

Facebook: Live Better

¡Nos vemos pronto!


CATALÀ

Avui és un dia especialment feliç per a mi i vull compartir amb tu.

Fa uns anys, el 2009, iniciava la meva carrera professional amb el meu primer treball en una empresa amb llarg recorregut del sector educatiu a Lleida, la meva ciutat natal. El que va començar com un treball d’estiu mentre estudiava la carrera de psicologia a Barcelona va acabar sent una casa per a mi. I és que les primeres oportunitats mai s’obliden i si la relació perdura s’enforteixen amb el temps.

Aquest any, el 2018, amb motiu del 30 aniversari de l’empresa, em retrobo amb l’equip de General d’Estudis i m’ofereixen la possibilitat de col·laborar amb ells incorporant per als seus clients, els alumnes, un servei de coaching i assessorament complementari a la formació, que és el seu Core Business. I no només això, sinó que a més estem treballant conjuntament per a dissenyar un projecte de formació transversal a través de píndoles formatives en format de masterclass i workshops, que molt aviat anunciarem amb detall: dates, temàtiques, continguts … Estigues atent a les xarxes socials!

És tot un repte i una satisfacció poder estrenar-me en la meva terra! Per a mi ja és un èxit i confio que les propostes que lanzemos conjuntament ho seguiran sent mercés a un treball de qualitat i l’esforç d’apostar per oferir als alumnes un servei més enllà de la formació reglada, perquè la seva experiència sigui el més completa i enriquidora possible.

Vull remarcar que les persones som les que ens posem els límits. Per exemple, jo com a alumna d’oposicions puc anar a les classes perquè estic compromesa a aprovar l’examen i obtenir una plaça i quedar-me amb això o puc anar una mica més enllà i aprofitar altres serveis que poden ser complementaris com el coaching.

I, compte! Que el coaching no és assistir a una classe magistral de 3 hores on escolto i, si vull, intervinc. A les sessions de coaching el protagonista ets tu, comparteixes, participes i et mulles, per descomptat sempre en la mesura que un@ estigui disposat. 

T’explico més sobre el que oferim, la metodologia de treball i els beneficis.

El procés de coaching consta d’un mínim de cinc sessions d’1 hora de durada, una introductòria, tres d’feina de l’objectiu i una altra de tancament (s’adapta a petició del client segons necessitats i evolució). Les sessions segueixen els estàndards de la ICF (International Coach Federation), l’organisme més reconegut a nivell internacional i amb més membres en el món dins del sector del coaching. M’he format sota els seus paràmetres de coaching de qualitat i m’adhereixo al codi ètic com Coach professional.

Potser et preguntes que es necessita per fer coaching, et diré que a poc i molt alhora. Poc en el sentit que pot fer-ho tothom que persegueixi objectius en la seva vida, i molt perquè requereix de valentia, mentalitat oberta, flexibilitat, implica sortir de la zona de confort per descobrir opcions noves i això pot generar certa incomoditat. Però et garanteixo que si t’impliques i compromets aconseguiràs resultats que aportessin un canvi en la teva perspectiva, hàbits … dotant de més claredat i benestar a la teva vida.

Recorda que si ets alumne de General d’Estudis tens un preu especial fins a finals de 2018 perquè ho provis. Però ja saps la dita, no n’hi ha prou amb intentar, les coses es fan o no es fan però no intenten.

Serà un plaer acompanyar-te en aquest camí. Per a més informació pots contactar en xarxes socials, a través del bloc a la secció de contacte o directament amb l’acadèmia que em derivarà la consulta.

Instagram: @ coach.livebetter

Facebook: Live Better

Ens veiem aviat!

¿Qué haces con tu tiempo?

cuanto-paro-cobraras

Te identificas diciendo o pensando cosas como “no tengo tiempo” “es que no pude porque me faltó tiempo” ” no voy a poder porque estoy demasiado ocupad@?

Si es afirmativo, ya has dado el primer paso, tomar consciencia. No te sientas mal, todos en mayor o menos medida lo hacemos. El próximo paso es ponerle nombre y entender porqué lo haces y cómo puedes cambiarlo.

Nos encontramos ante una práctica muy común en el ser humano, procastinar, o lo que es lo mismo, dejar para más adelante con la excusa de la falta de tiempo.

Es cierto que el entorno y la velocidad a la que se dan actualmente los cambios en la sociedad influye en esa sensación de carecer de tiempo. Nos hemos habituado al multitasking, empezando muchas cosas al mismo tiempo sin terminar ninguna. Esa sensación de tener varias cosas pendientes puede generar frustración y/o ansiedad.

Atención! No te confundas con el diagnóstico cómo me ocurrió a mi. No se trata de la cantidad de cosas que quieres o debes hacer, sino de la prioridad que les das.

Elegí escribir sobre este tema porque justo me di cuenta que me seguía ocurriendo lo mismo ahora que no tengo un horario fijo que antes cuando trabajaba en una oficina y lo tenia. Las excusas siguen siendo las mismas porque ocupo el tiempo con otras actividades y la sensación de tener la agenda llena persiste.

Mi propósito al iniciar el proyecto del blog fue generar contenido semanalmente, lo que supone escribir y publicar un post. La semana pasada fue la primera vez que no lo hice y llevo unos días cuestionándome el porqué hasta que he entendido que simplemente he priorizado otros asuntos como la formación, temas personales y reuniones estratégicas. No obstante, no me conformo con esa justificación. Podía haber elegido renunciar a ciertas reuniones o actividades de ocio, incluso aprovechar los interminables desplazamientos en autobús. Pero el vecino del ático y el pájaro carpintero no me lo habían puesto fácil. Me refiero al diálogo interno conmigo misma, a esas voces que resuenan y se repiten en mi cabeza desde una postura crítica. Lo bueno es que habitan en mi por lo que puedo decidir sentarles a dialogar en una esquina apartada o pactar unas vacaciones para así enfocarme en lo importante.

Ponerle un nombre a los pensamientos rumiantes te ayudará a tomar distancia. No se trata de pelear con ellos, porque son inquilinos y capaces de hacer mucho ruido, sino de tenerles a nuestro favor.

A mi me ayuda imaginarlos sentados, hablándome a mi, escuchándoles durante unos minutos y luego llegando a un acuerdo para que me den un descanso. Si le añades un toque de humor verás que hasta te divierte!

Existen otras técnicas simples de PNL (Programación Neurolingüística) potentes que te pueden útiles y que son fáciles de aplicar con la práctica. Cuando te venga un pensamiento del tipo “no puedo” o ” no llego” prueba a crear una imagen que represente esa situación y hacerla pequeña, ponerle un sonido (como la típica melodía de circo). Puedes ir probando hasta encontrar la que te funcione. Un consejo: deja volar tu imaginación!

Una herramienta que estoy segura que te va a ayudar a clarificar y priorizar objetivos/tareas, es la matriz del tiempo de Steven Covey.

matriz_COVEY

El primer cuadrante tiene trampa, ya que parece ser el que requiere de más atención y solemos pensar que no quita poco tiempo pero luego nos damos cuenta que nos hemos pasado el día apagando fuegos y que estamos sin energía. Esta es la señal de que nos hemos movido en el cuadrante I.

Cuando estamos en el cuadrante III solemos resolver asuntos que  nos han impuesto, que no estaban en nuestra previsión de agenda pero de repente pasan a ocupar el primer lugar. En este caso, a demás de la sensación de falta de energía sentimos malestar por la incongruencia que nos supone hacer algo que no es importante para nosotros.

En el cuadrante IV acabamos a veces por despiste, inercia, o por necesidad de desconectar de los cuadrantes I y III. Estas actividades aportan muy poco, excepto las de ocio o aquellas que nos oxigenan.

El cuadrante ideal es el II, el de las cosas importantes y no urgentes. Las que no dan resultado inmediato pero en las que merece la pena invertir tiempo. Cuando estamos en este cuadrante, estamos priorizando según nuestros propósitos vinculados a la misión y la visión personales. Es el único que ofrece posibilidad de crecimiento y nos empodera.

Ahora, con esta consciencia, información y voluntad de mejora, puedes dejar las excusas de lado y organizarte en función de tus prioridades para ser dueñ@ de tu tiempo y dejar de sentir que te lo roban o lo desperdiciaste.

“Escoger el propio tiempo es ganar tiempo.”

¡Mucho ánimo, eres capaz!

 

 

 

 

 

Establecer acuerdos para mejorar las relaciones

 

hand-846092__340

Con el Coaching aprendí la importancia de cocrear un acuerdo con el cliente para establecer desde el minuto 1 cómo queremos relacionarnos dentro y fuera de la sesión, qué cosas aporta cada un@, qué es o no apropiado en la relación…

Y con la práctica me he dado cuenta de que establecer acuerdos en los inicios de una relación evita malentendidos y conflictos a la vez que genera confianza, seguridad y flexibilidad, porqué siempre está vivo, abierto a nuevas aportaciones y/o modificaciones.

¿Y si lo aplicamos al entorno laboral?

Me detuve a pensar en cómo habrían sido mis relaciones laborales si hubiésemos establecido un acuerdo en lugar de un simple contrato. Cuando iniciamos una relación contractual con una empresa concretamos aspectos económicos, logísticos y operativos, pero no nos detenemos en lo más relevante y complejo, la relación.

Luego, si nos fijamos en la mayoría de problemáticas que tienen las organizaciones son de carácter relacional: no me entiendo con mi superior, con un compañero, cliente o equipo… Me imagino la de problemas y dinero que podrían ahorrarse las empresas que apostasen por crear un acuerdo en el que sentar las bases. Es algo que podría iniciarse desde la fase de selección durante las entrevistas, preguntándole al candidato qué espera del proceso y de la compañía, qué necesita para sentirse cómodo, que vía de comunicación prefiere y a la vez comunicarle lo que podemos aportarle de manera honesta, si vamos a darle feedback de la entrevista, si vamos a ser flexibles con los timmings, si estaremos disponibles…

Una de las cosas que valora un candidato antes de aceptar una oferta de trabajo es si la empresa es coherente con lo que dice que hace y en cómo lo hace. Conocer la cultura organizacional lleva tiempo pero con un primer contacto ya podemos hacer un test si los valores se desprenden desde que se entra por la puerta. Si no, son simples palabras bonitas pero poco honestas.

¿Y en el entorno educativo?

El acuerdo no solo puede aplicarse y resultar útil en el entorno laboral, también en el ámbito educativo. Imaginemos un primer día de clase con un profesor y compañeros nuevos. Qué tal si en lugar de poner normas el profesor preguntase abiertamente a los alumnos qué necesitan y qué quieren aportar? Les estaría invitando a ser partícipes y sentirse integrados, protagonistas. Este tema da para otro post para hablar de una nueva figura el docente-coach, que investigamos junto a mis compañeras Jorgelina Parodi y Anna Mir en la tesis del máster, así que no me voy a extender más por ahora. Espero dejaros con la intriga 🙂

¿Y en el personal?

Si llevamos el acuerdo al terreno de las relaciones personales con pareja, amigos o familia vemos que también aplica. Cuando iniciamos una relación sentimental con una persona habitualmente somos poco claros sobre nuestras expectativas e intenciones y nos frustramos más adelante y culpamos al otro o a nosotros mismos. ¿Te ha ocurrido que te enganches al misterio del inicio idealizando a quién estás conociendo y luego lleguen las sorpresas y los disgustos? Bien, el acuerdo te da otra opción.

Veamos en más detalle como podemos establecer el acuerdo , considerando las oportunidades y las reticencias para ver que tan factible es:

  • Un acuerdo es cosa de dos (mínimo). Puede ser un acuerdo de equipo.
  • Pedir permiso a la otra persona es importante para que lo perciba como una invitación y no una obligación.
  • Está vivo, se crea conjuntamente y se va alimentando a medida que avanza y cambia la relación.
  • Se construye desde la sinceridad empleando una comunicación directa y asertiva.
  • El acuerdo es el resultado de una parte del ser de cada uno de los integrantes.
  • Se debe honrar y respetar.

Las personas no estamos acostumbradas a pararnos a hacer este ejercicio, dejamos que las cosas sucedan, reflexionamos mucho en silencio o improvisamos. Por lo que es probable que cuando realices la propuesta la otra persona se extrañe, incluso se cierre y lo critique, pues rompe sus esquemas. Es necesaria una apertura para apartar los juicios y apostar por lo que vamos a construir.

Sigue estos 3 pasos

Lo primero, es que tú estés convencid@ para que puedas transmitir tu deseo y necesidad sin sentirte insegur@ o con miedo al rechazo.

Lo segundo, tener en cuenta el contexto/entorno. Si estamos en un entorno más informal el acuerdo puede ser un simple diálogo, una conversación distendida. Si estamos en un entorno formal, puede realizarse por escrito, como un anexo del contrato.

Lo tercero, comunicarte con tu interlocutor con claridad y firmeza, para hacerle entender porque es importante para ti establecer un acuerdo.

Puedo sentir lo que pasa en algunas de vuestras mentes: “¡pero me va a tomar por loc@!”, “va a parecer raro”, “no va a funcionar”, “haré el ridículo”,”no sé como empezar”.

El antídoto para todos esos juicios es sencillo, confianza en uno mismo y respeto por tus necesidades.

Si piensas en lo que puedes ganar y lo que te puedes ahorrar seguro que te compensa. Además, ¿qué es lo peor que puede ocurrir?

adult-3368246__340

 

 

 

 

 

 

 

¿Y tú que roles juegas?

Todos y cada uno de nosotros desempeñamos consciente o inconscientemente más de un rol en nuestro día a día.

1_6NLdG6B7L-rCGXwySgaILA

Los roles están relacionados con la misión y la visión ya que nos ayudan a llevarlo a la práctica.  Estos se deben definir y calendarizar.

A medida que los vayas descubriendo te darás cuenta que hay roles más naturales, conscientes, inconscientes, impuestos…

Es importante que recuerdes que el rol no es algo estático sino que puede ser algo temporal, como cuando te pones unas botas de agua porque llueve para salir a la calle o unas zapatillas de baño para ir la playa.

Los roles de cada persona son únicos y singulares, responden a la realidad de cada un@. Sin embargo, hay algunos que son comunes a tod@s; el rol personal y el rol familiar.

El rol personal se compone de las siguientes dimensiones:

  • Física
  • Emocional
  • Intelectual
  • Espiritual

El rol familiar depende de la situación de cada uno:

  • Espos@
  • Madre/Padre
  • Hij@
  • Herman@

Y luego vendría el resto de roles. Si te resulta difícil, piensa en tu día a día, qué haces desde que te levantas hasta que te acuestas, en qué ocupas tu tiempo, y ponle nombre a ese rol. Por ejemplo, mis roles son Coach, formadora y bloger entre otros.

Hasta ahora hablamos de roles actuales, pero también debemos pensar en los que deseamos desarrollar en el futuro, tal vez ser madre, escritora…

Si queremos asegurarnos de qué desarrollamos los roles con el objetivo de acercarnos a nuestra misión y visión, deberemos establecer un plan con metas para el futuro.

Las metas u objetivos deben cumplir las características de las siglas MARTE o SMART

M medible

A alcanzable

R relevante

T temporizado

E específico

NO es una meta: Deseo mejorar mi nivel de inglés

ES una meta: Para finales de 2019 habré obtenido el nivel advanced de inglés certificado por Cambridge.

Estas metas, nos permitirán movernos desde dónde estamos hasta dónde queremos llegar.

Es relevante que cuando las definas tengas un fin a la vista. Es decir, si quieres conseguir “x” en 2020, que debes hacer en 2018 y en 2019 para conseguirlo. Puedes dividirlo como un pastel y decidir que parte vas a comerte en 2018 para haberte comido el pastel entero en 2020.

Las metas no deben atarte sino guiarte. Es recomendable revisarlas de manera sistemática y tal vez modificarlas en algún momento en función de las variables. Para que esto no suceda debes marcarte metas:

  • Con conocimiento de ti mism@, de tus capacidades, habilidades y recursos.
  • Realistas y que dependan de ti, no de terceras personas.
  • Que no sean inamobibles. Si surgen nuevas oportunidades debemos ser capaces de abandonar las viejas para establecer nuevas.

Aquí tienes algunas preguntas para ayudarte a establecer buenas metas sintonizadas con tu misión y visión:

  • ¿Que quiero conseguir?
  • ¿Por qué quiero conseguirlo?
  • ¿Cómo lo voy a conseguir?

Sobretodo no debes confundir las metas con intenciones, deseos o inquietudes.

Te ayudará usar un documento a modo de plantilla con una tabla dónde introduzcas tus roles, las metas para cada uno de ellos y los plazos. Luego para cada año especifica las acciones que llevarás a cabo para alcanzar cada una de las metas.

¿Puedes visualizarlo?

.

.

¡MANOS A LA OBRA!

chameleon-2645503__340

Marca el rumbo de tu vida con la Misión y la Visión

¿Tienes un plan? Porqué para vivir hace falta uno.

lonely-49870__340

A través de este post te voy a contar que entiendo yo por misión y visión y cómo las puedes encontrar.

Los términos misión y visión los atribuía al entorno empresarial, corporativo. Lo que encuentras en la mayoría de las webs de muchas empresas. Y es que las empresas se mueven por objetivos, pero las personas también.

La misión y la visión son aquello que nos ayuda a mantener el foco, nos aporta claridad y nos acerca a nuestros objetivos. En el día a día hacemos muchas cosas y así año tras año…pero, nos preguntamos PARA QUÉ las hacemos?

Cuando te haces esa pregunta y las respuestas no te convencen, o tal vez si, porque te has acostumbrado a ese patrón y nunca lo has cuestionado, es hora de ir más allá y seguir explorando con otras preguntas que te llevarán a descubrir y definir tu misión y visión en la vida.

La misión, en mis palabras, viene a ser como una carretera bien definida y recta dónde no ves el final pero sabes que te va a llevar a dónde deseas. Es algo abstracto, intangible, por ello debemos trasladarla a hechos concretos. Es posible que nunca llegues a cumplir tu misión en la vida, pero eso no es lo importante si todo lo que haces va en esa dirección porqué así estarás en armonía con tu propósito.

Algunas preguntas que puedes hacerte para descubrir tu misión son:

  • ¿Para qué existo?
  • ¿Cuál es mi propósito en la vida?
  • ¿Que quiero aportar?
  • ¿Cómo quiero que me recuerden?

Si quieres una herramienta más completa puedes realizar el test (en inglés) provisto por la organización de Steve Covey.

La misión debe ir acompañada necesariamente de la visión, que está constituida por los valores, intereses y aspiraciones personales.

La visión no se encuentra, se crea y se ve.  Es la imagen específica de un futuro deseado. Es aquello que esperamos y queremos ver en un margen de tiempo específico y en la medida que la logramos cumplimos con nuestra misión.

Puedes realizar visualizaciones para acercarte a la visión. En este enlace (del minuto 16’10” al 18’51”) puedes ver un ejemplo inspirador.

Una vez tengas ambos, te recomiendo definir tus roles, que son aquellos canales a través de los cuales se plasma nuestra misión y visión, y decidir cuanto tiempo y energía inviertes en cada uno de ellos. Lo veremos próximamente.

“Esforcémonos en vivir de tal manera que, cuando sea el momento de morir, hasta la propia muerte se sienta apenada” Mark Twain

vuelo_avion_papel